Bolivia estudia una propuesta de ley impulsada por niños y niñas

Barcelona, 29 de mayo 2011. La Unión de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores  de Bolivia (UNATsBO) presentó el pasado mes de abril una propuesta de ley para “el reconocimiento, promoción y defensa de los derechos de los niños trabajadores” durante la visita con el Ministro de Trabajo con motivo del Día del Niño Boliviano.

En Bolivia, la cifra de niños, niñas y adolescentes trabajadores (NATs) oscila entre los 850.000 y más de un millón según distintas estimaciones; muchos de ellos comienzan a trabajar antes de los seis años. La propuesta, recogida en el libro “Mi fortaleza es mi trabajo” explica que “los niños trabajan por causas múltiples, como múltiples son las condiciones en las que trabajan, que van desde condiciones duras e infelices, en condiciones de explotación, hasta el trabajo como parte de la vida, el aprendizaje o el desarrollo de la vida en las comunidades campesinas”.

Según los autores del libro, la presentación de esta propuesta no tiene como objetivo avivar el debate sobre el trabajo infantil sino dar voz a sus protagonistas y buscar respuestas que protejan sus derechos. Como explica el representante de UNATsBO, Ernesto Copa, la propuesta debe ser considerada al redactar las modificaciones al Código Niño, Niña y Adolescente y en la nueva Ley del Trabajo de Bolivia. Copa también añade que Queremos que el Gobierno nos haga respetar con una ley […] Quisiéramos que el Estado reconozca que el trabajo empieza a los 6 años y no como dicen que empieza a los 14 […] Que la sociedad tome en cuenta que trabajamos para contribuir a nuestra familia”. Según los profesionales cercanos a la UNATsBO, uno de los aspectos que entorpece el futuro y oportunidades de estos niños y niñas es la “falta de reconocimiento de los niños que trabajan” ya que perjudica la implementación de políticas de seguridad en el trabajo infanto-juvenil.

Amplio proceso participativo

La propuesta quedó recogida en el libro Mi Trabajo es mi fortaleza: de las demandas a la propuesta, que la UNATsBo, con más de 5.000 afiliados en todo el país, elaboró a lo largo del 2010 como parte de un amplio proceso de consulta diálogo, discusión y debates realizados entre niños, niñas y adolescentes, trabajadores, educadores, organizaciones de apoyo, profesionales y autoridades locales y nacionales. Con el apoyo de Save the Children y Tierra de Hombres Suiza y Alemania, identificaron sus demandas acerca de la regulación de su trabajo y realizaron la propuesta.

Durante el proceso de elaboración sortearon numerosas barreras para redactar una ley completa que cumpliera con criterios jurídicos y encontrase el equilibrio entre la cobertura universal necesaria y las reivindicaciones específicas de los NATs. Según una fuente cercana a ellos, a menudo, “Cuando reclaman el derecho a trabajar, tienen en su contra gran cantidad de convenciones internacionales […] que fácilmente llevan a la insinuación de que quieren legitimar la explotación del trabajo infantil“. Sin embargo, lo que persiguen con esta propuesta al reconocimiento de su trabajo es precisamente la protección de un trabajo digno que respete sus condiciones de niños y niñas; en la misma incluyen una lista de actividades laborales que a su criterio, deben ser prohibidas porque son dañinas para los niños y las niñas.

Fuente: Cristiano Morsolín - Observatorio Selvas y ProNATs

Afegeix el teu comentari

El teu nom:
Títol:
Comentari:
  La paraula per a verificació anti SPAM. Lletres minúscules solament i sense espais.
Paraula de seguretat:

Regional Partners

GMC at JUMO GMC at Twitter GMC at LinkedIn GMC at Delicious GMC at Facebook Bookmark and Share